¿QUÉ SIGNIFICA SER MADRE?


9 de Mayo del 2021 - Servicio Especial


“Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído,

Hasta que yo Débora me levanté, me levanté como madre en Israel”. JUECES 5:7


Débora fue una jueza en Israel, una líder en su pueblo, pero el texto nos dice que ella se levantó no como jueza ni como líder, sino como MADRE en Israel, eso significa que hay algo especial en una mujer que es madre, hay actitudes que solo una madre tiene Y sentimientos que solamente una madre entiende.


Según el diccionario ser madre es: Una mujer que ha tenido uno o más hijos. Pero ¿Será eso únicamente lo que significa ser madre? Definitivamente que no, ser madre es mucho más que eso.


Es por eso que hoy que estamos celebrando el día de las madres en muchos países del mundo, vamos a comprender lo que significa ser madre, y para eso vamos a tomar cada una de las letras de la palabra madre para poder entender mejor el significado real de lo que significa ser una madre.


SER MADRE ES:

I) MÁS QUE UNA RESPONSABILIDAD, UNA BENDICIÓN He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.” SALMO 127:3

Toda mujer debe comprender que tener hijos y convertirse en madre, a pesar de las circunstancias, es una bendición de Dios, los hijos son una herencia de Dios.

No deben ser vistos nunca como errores, cargas, desgracias, sino como la bendición de una vida que llega a tu vida, quizás hoy no lo parezca, pero llegará el tiempo en el cual te darás cuenta que ese hijo esa hija es una bendición de Dios para tu vida. ¿Quieres comprender mejor el valor de la vida de un hijo? Pregúntale a una madre que ha perdido uno y comprenderás la bendición que representan tus hijos

II) AMAR INCONDICIONALMENTE (MATEO 18:21-22)

Verdaderamente, si alguien pone en práctica y lo puede entender muy bien es nuestro Dios y terrenalmente una madre. A una mujer le puede costar mucho trabajo perdonar a un hombre, o quizás no lo haga, pero siempre tendrá suficiente amor para perdonar a un hijo o una hija, para amarlo a pesar de sus errores, de sus malas decisiones, eso es Amor ágape, él amor de Dios en este mundo, manifestado a través del corazón de una madre. ¿Quienes están en los hospitales? ¿quienes están afuera en las cárceles? las madres!

III) DAR MÁS DE LO QUE RECIBEN

“Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos.” 2 CORINTIOS 12:15

Estas palabras del apóstol Pablo, aplican perfectamente en la vida de una madre, pues una madre verdaderamente ha comprendido que es más bienaventurado dar que recibir.

Una madre siempre está dispuesta a dar, a pesar de que lastimosamente sus hijos muchas veces no le den nada a ella a cambio, ella siempre está dispuesta a cuidar, aunque ella muchas veces sea abandonada, siempre está dispuesta a ayudar aunque muchas veces cuando ella necesita sea ignorada.

Una madre está siempre dispuesta a dar de lo que tiene y hasta de lo que no tiene por sus hijos, y es por eso que la palabra de Dios nos hace un llamado a cada uno de nosotros

“Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios”. 1 Timoteo 5:4

IV) REIR POR FUERA Y LLORAR POR DENTRO

Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo.“. ISAIAS 54:6

Una madre sabe lo que significa estar triste de espíritu, pero frente a sus hijos no lo demuestra, una madre muchas veces tiene que reír por fuera aunque su corazón llora por dentro.

Ella ha aprendido a decir que se siente bien aunque esté enferma, a decir que no necesita nada aunque tenga muchas necesidades, y muchas veces a ver a sus hijos comer y decir que no tiene hambre. Por eso el Señor te dice este día


“Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. -Isaias 54:5.


Dios, como un esposo cuidara de ti.

V) ESPERAR SIEMPRE LO MEJOR DE SUS HIJOS

“El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. MATEO 20:20-21

La madre de los hijos de Zebedeo, es decir de Santiago y de Juan, llegó delante de Jesús a pedir que ellos se sentaran en su Reino a su derecha y a su izquierda. ¿Será que ellos lo merecían? ¡Será que ellos eran los mejores hijos o los mejores apóstoles? Seguramente que no, pero una madre siempre espera y desea lo mejor para sus hijos, a pesar de los errores que pueden haber cometido. El corazón de una madre, su amor, siempre la hace creer que su hijo va a cambiar, que sus hijos van a ser buenos hijos, por eso escuchamos muchas veces a una madre decir: “Pero él no es malo…” una madre es el ejemplo vivo de 1 Corintios 13:4-7,


“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”. 1 Corintios 13:4-7.

152 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo