LA FAMILIA EN TIEMPOS DIFICILES


Fecha 28 de Diciembre del 2020 - Servicio Congregacional


Carácter de los hombres en los postreros días

3 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos. Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor. Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. 2 Timoteo 3: 1-17


Esta semana sucedió un hecho policial horrible en Buenos Aires. Un matrimonio, con dos hijos adolescentes, estaban en proceso de divorcio, y después de agrias discusiones y peleas, habían llegado a un acuerdo respecto a la división de bienes. Reunidos estaban, con abogados y familiares, para terminar de dirimir últimas cuestiones, cuando ella entró en el vestidor de la casa para retirar pertenencias, y el hombre entró atrás cerrando la puerta tras sí. Se escucharon ruidos de lucha y gritos, y para cuando pudieron entrar él había degollado a la mujer. El, un gerente de una empresa internacional, de éxito profesional, no supo manejar sus frustraciones y terminó asesinando a la que había sido su esposa por muchos tiempo. ¿Que será de esos hijos? ¿Cuál será el concepto de familia que tendrán?


Debemos estar atentos, atentos bien a lo tiempo, porque los días son malos. Efesios 5.16, son tiempos peligrosos y necesitamos trabajar para perseverar en los parámetros que Dios ha manifestado en su Palabra.


Veamos el consejo de Pablo a Timoteo adaptándolo a la familia:

  1. En los postreros días vendrán tiempos peligrosos

a) La familia está enfrentando esos tiempos peligrosos. Lo vemos por doquier. Y las consecuencias son verdaderamente preocupantes. Por ejemplo, según estadísticas de un proyecto llamado “Proyecto Victoria”. entre el 90 y 98 por ciento de los casos de adicciones que ellas tratan, provienen de hogares desintegrados, o en graves conflictos. Un dato que leí en el periódico hace unos meses decía que más de 600,000 hogares están atendidos solo por la mujer, por maridos ausentes o por ser madres solteras.


b) Los niños que crecen en esos ambientes inestables e “incompletos” desarrollan vidas con serios problemas de identidad. Al no tener una vivencia familiar satisfactoria crecen con un vacío emocional alarmante que puede dar por resultado actitudes y acciones que desconocen por completo la autoridad, las reglas básicas de convivencia y desarrollan un egoísmo tan profundamente arraigado como indisciplinado.


c) Vemos falta de comunicación, peleas constantes, gritos, insultos en el hogar. Falta de compromiso, desgano, depresión, separación física, divorcio. Familias divididas, incomprensión, angustia infantil. Y lo peor: el peligro de la repetición (maldiciones generacionales)


d) Otros asunto que está conmoviendo el bien familiar son las nuevos tipos de “familia”:

Familias “de hecho” (vivir juntos, sin casarse, sin compromiso para siempre) ii. Familias “ensambladas” (los tuyos, los míos, los nuestros) iii.

“Matrimonios” homosexuales 2 hombres o 2 mujeres, que ahora tienen el objetivo de poder adoptar niños, Lamentablemente, las familias están en caos, en “peligro de extinción”, atacada a diario por el diablo para derribar la base de la sociedad.

2. Pero tú has seguido mi doctrina - vv. 10-11, Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos.

a) El cristiano sabe la enseñanza de la Palabra de Dios: el matrimonio para toda la vida, la crianza de los hijos en amor y dedicación, la rutina familiar en armonía, el soñar un futuro juntos y bendecidos por el Padre, Efesios 5.31-6.4


b) La doctrina, es la enseñanza que hemos recibido. Debemos seguirla, preocuparnos por obedecer estos principios cada día. Siempre me encuentro con alguien en luchas y complicaciones familiares, y la mayoría son creyentes. Generalmente esos problemas se deben al hecho de no vivir la enseñanza bíblica respecto a la vida familiar. Si conocemos al Señor, debemos aprender a seguir sus enseñanzas, 1 Timoteo 5.14


3. Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución - vv. 12-13


a) Nadie puede decir: “a mí no me va a pasar”. Tengo amigos que estudiamos juntos en el Instituto Bíblico y que soñamos con un ministerio glorioso. Pero con los años muchos de ellos han fracasado en el ministerio porque fracasaron en su vida familiar. Lamentable, pero cierto.


b) El diablo va a atacar su familia, quiero que lo sepan y entiendan. Su idea es destruir la familia, y trabajará para matar la nuestra, lo intentará todos los días. Recordemos que el “diablo anda como león rugiente, buscando a quien devorar”, 1 Pedro 5.8. Oportunidades de infidelidad, búsqueda de “espacio personal”, reivindicación de derechos personales, obsesión por ganar discusiones, buscar tener la última palabra siempre, celos, y muchos etcéteras...


c) Necesitamos discernir esta realidad. Cada vez que tengo a algún matrimonio con conflictos, les digo que, en primer lugar, es normal que tengan conflictos; pero que entiendan que lo que Dios quiere para sus vidas, el diablo intentará destruirlo, “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre…”, Santiago 1.17


4. Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste - vv. 14-17


a) Evidentemente no podemos negociar ni capitular en cuanto a la enseñanza de Dios sobre la familia. Debemos sostener los principios y valores de la vida familiar. Podemos respetar las decisiones de los demás, y tolerar que cada uno viva como quiera y piense que es mejor, pero nunca jamás podemos cambiar la manera de ver la familia, tal y como lo enseña la Biblia.


b) Persistir en “ser familia”, aunque ello cueste bastante. Vale la pena el esfuerzo de entendernos como familia. En estos “tiempos peligrosos”, cuando todo atenta contra la familia, debemos hacer valer nuestra posición como cristianos.


c) Como dijo Josué: “yo y mi casa serviremos a Jehová”, Josué 24.15 . No importa lo que otros hagan, nosotros debemos afirmar la determinación por ser familia.


d) Persistiremos en tener un matrimonio estable, mutuamente comprensivos; como así también criaremos nuestros hijos en los parámetros bíblicos; administraremos nuestros recursos en beneficio de la familia, y daremos testimonio de lo que es vivir como familia. Se puede vivir, y bien felices, como familia.


Conclusiones:

· Es un hecho que estos son “tiempos peligrosos” para la familia

· Pero nosotros, en la iglesia, tenemos enseñanza clara sobre los valores familiares

· Debemos persistir en lo que hemos aprendido sobre la familia, y honrar un pacto de compromiso por la familia

· Quizás usted se encuentra en peligro y su familia está en riesgo de desintegrarse totalmente por causa de la infidelidad, vicios, violencia o la falta de total de comprensión mutua.

· Hay chances con Cristo. “El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir, pero yo he venido para darles vida, y vida en abundancia”, Juan 10.10

157 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Montaña de Omoa #21
Col. Jardines de la Montaña
Mpio. de Tlalpan CP 14210
CDMX, México.